Agujas y Niveles, como ha cambiado todo

Cómo ha cambiado todo, sé que suena a historias del abuelo pero… cómo ha cambiado.

Hace mucho que “me tiré” al centro del transporte, a ese que te envuelve atrapando lo que pueda haber en ti, para bien y para mal.

En el 98 (¿o era el 99?) pasé de mi preciosa honda CB 250 a una machacada y voluntariosa Renault Express, “la de Madrid” la llamaban los compañeros, tenía tantos años como los que tenía quién me la vendió (no era un “zagal”) y kilómetros como para asustar a Willy Fog.

ESPRESS

 

Bajo la tímida capa de pintura blanca se vislumbraba un tono anaranjado sacando a relucir la frase “tú tira pintura que algún tonto se la llevará”. Y el “tonto” llegó, con tantas ganas como kilómetros tenía “La de Madrid” y los mismos ahorros que los detalles de la protagonista.

 

Pero es que era preciosa, como resistirse, M-6058-JW, conservo la placa.
“La de Madrid” tenía dos vicios conseguidos tras muchas “peleas” con el asfalto, consumir más combustible que un Barreiros viejo (llevándose de recuerdo tanto aceite como se propuso) y calentarse en carretera, si lo sé, no es lógico pero ella era así.

Y con este paradigma yo soñaba con que la aguja de la derecha del indicador de nivel de combustible estuviera siempre arriba y la aguja de la temperatura del motor siempre abajo, llegúe a instalarle (y lo hice yo, los mensajeros de verdad hacen estas cosas) un pulsador para forzar al ventilador a ponerse en marcha.

Como ha cambiado todo

Ahora no necesitamos indicadores de combustible, ni de temperatura, tenemos vehículos eléctricos, fabricamos mejor dicho, con todo lo que necesita un mensajero (toma USB, cajas personalizadas, ergonomía diseñada para el reparto, doble batería…)

 

esquema-y-componentes-hicycles-1-en-julio2019

El futuro del transporte ha llegado para quedarse, pasó antes por nosotros para ver si valía la pena.

No conservo ni una foto de “la de Madrid” (esa es la ventaja de los tiempos de antes, poder contarlo sin necesidad de que alguien lo grabe lo hace más divertido) pero gracias a ella sé que no quiero un futuro de Agujas y Niveles.

Bienvenido Hi Cycles, tu futuro ya rueda.