Embalar correctamente un paquete

ESCOGER LA CAJA CORRECTA

Sabemos que para cada uno de nuestros envíos es importante un buen embalaje para que lleguen en buen estado a su destino, para eso hemos creado esta publicación con consejos sencillos que ayudaran a tener un correcto envío de paquetería.

El primer paso es conseguir la caja adecuada para proteger de manera óptima los contra golpes y choques. Utilizar un embalaje robusto y resistente, por ejemplo, una caja de cartón ondulado.

PONER CONTENIDO EN CAJA

Para envíos con objetos de valor, es importante utilizar una caja de cartón con una calidad superior de doble capa.  En caso de usar cajas recicladas, es necesario despegar todas las pegatinas y las etiquetas asegurando de que sigue en buen estado.

El cierre debe ser resistente. Utilice celo resistente mejor que papel adhesivo o cuerdas. Así evitará que la caja se desgarre o que se dañe el contenido. Para el envío de objetos nuevos, como regalos, le aconsejamos que los vuelva a embalar. El embalaje original y su cierre no suelen estar adaptados al transporte.

ASEGURAR CORRECTAMENTE EL CONTENIDO

Si queremos enviar varios objetos en una misma caja, hay que tener en cuenta que si chocan entre sí pueden romperse. Para evitar esta situación es recomendable envolver cada objeto con material  acolchado o plástico de burbujas para que de esta manera pueda rellenar los huecos que queden vacíos en la caja y no se muevan. Los objetos más frágiles deben ir en el centro de la caja y si vamos a enviar objetos cortantes o afilados hay que proteger sus filos y puntas de forma adecuada.

PRECINTAR LA CAJA CORRECTAMENTE

Además de proteger el contenido, es importante precintar correctamente la caja. Lo más habitual es cerrar la caja con cinta de embalar. Es importante elegir una cinta de calidad y cuanto más pesada sea la mercancía más resistente tendrá que ser la cinta.

ETIQUETAR LA MERCANCIA

Para terminar nuestros pasos de un embalaje correcto,  queremos recordar la importancia de etiquetar la mercancía correctamente. Para evitar errores en el reparto, escribir de manera correcta y legible los datos de origen y destino.

En caso de usar cajas que haya sido usadas previamente,  retirar o anular cualquier etiqueta o dato anterior, para evitar confusiones.

En el caso de envíos internacionales es obligatorio utilizar etiquetas de envío que especifiquen la compañía, en nuestro caso nos encargamos de darles el nombre. Para los envíos nacionales no es necesario utilizar una etiqueta específica.

Y por ultimo para evitar pérdidas es importante pegar bien las etiquetas. Recomendamos pegar dos copias en el exterior de la caja y dejar otra en el interior por si existe algún incidente.