Cómo embalar productos perecederos

Como lo habíamos prometido en el anterior post, explicaremos cómo embalar productos perecederos. Al enviar este tipo de productos el embalaje cumple un papel muy especial, ya que dependiendo del tipo de envió, tendrá un embalaje diferente.

Por ejemplo, si envías productos frágiles, como plantas, tendremos que asegurar que tiene un embalaje especifico que no sufra ningún tipo de desperfecto. Son muchas las cosas las que podemos enviar que no siempre sabemos que envoltorio necesitamos. Por eso, la mejor opción es consultarlo directamente con la agencia de transporte. Ella se encargará de guiarte y aconsejarte sobre la mejor forma de enviarlos. Lo mismo ocurre con el envío de animales, este envío tendrá que hacerse por medio de jaulas especiales por esta razón es importante consultar que agencias tienen este tipo de servicio. 

Lo siguiente a tener en cuenta y muy importante es el etiquetado, las etiquetas externas, nos muestran cualquier dato relacionado con su contenido, de esta manera estamos avisando a los transportistas de lo que están llevando en todo momento.

Así podrán tener un mejor cuidado y reducirán cualquier posibilidad de golpe. Muchas veces, a la hora de llenar una furgoneta o un camión determinado, si no se especifica el material que va dentro, se suelen apilar todos en una misma zona y aunque se tiene el mayor cuidado posible puede causar algún imperfecto en el envío, por eso es conveniente preguntar a la empresa de transportes lo que debe de llevar escrito la etiqueta.

Por ultimo y muy indispensable, leer todas las condiciones de envío que la propia compañía te asigna. Existe toda una lista de artículos no permitidos que varía según la empresa. Normalmente hemos hablado en los anteriores post que no se pueden enviar, bajo ningún concepto, ni verduras, carne, pescado o frutas. Antes de ver cualquier tipo de consejo relacionado con cómo enviar productos perecederos, es importante asegurarse de que lo que vas a enviar está permitido.